Profesores de la preparatoria de Sacramento heridos al disolver peleas

·8 min read

Después de repetidas peleas entre alumnos en Hiram Johnson High School de Sacramento, la profesora Connie Steinman tomó una decisión. Quiere una transferencia para enseñar estudios independientes.

La profesora de lengua de señas estadounidense dijo que ya no se siente segura en el campus donde ha enseñado durante 21 años.

Su decisión se produce después del incidente violento más reciente en el campus, donde varios estudiantes comenzaron a pelearse el 18 de noviembre, lo que provocó un cierre que, según algunos profesores, no se comunicó adecuadamente y puso en peligro a los estudiantes y al personal.

Los primeros informes sobre el incidente indicaban que varios miembros del personal resultaron heridos al disolver la pelea, pero los funcionarios del distrito dijeron a The Sacramento Bee que las lesiones de los profesores no estaban directamente relacionadas con la pelea.

“Dos profesores sufrieron heridas leves mientras intentaban ayudar a mantener la seguridad en el campus”, se lee en un comunicado del distrito. “Las lesiones no estuvieron relacionadas con ningún altercado físico directo. Los dos profesores fueron evaluados por médicos en el campus como precaución, y no requirieron ningún tratamiento médico adicional”.

Al igual que otros profesores de Hiram Johnson, Steinman ha visto constantes peleas en el campus. Con la escasez de personal en todo el distrito, la región y el país, los profesores se ven a menudo en la situación de tener que disolverlas.

Eso es lo que intentó hacer Cassandra Drysdale el 9 de noviembre, cuando vio a tres adolescentes pelearse en el campus.

“Me involucré porque soy la entrenadora de voleibol y una de mis chicas (de voleibol) estaba tratando de separar la pelea, y quería asegurarme de que no saliera herida”, dijo Drysdale. “Pero en lugar de eso me golpearon en la parte posterior de la cabeza”.

Drysdale acabó yendo al hospital por una conmoción cerebral, y regresó a la semana siguiente para asistir a más peleas en el campus el 18 de noviembre. Algunos profesores contaron seis en total.

“No siempre me siento segura en el campus”, dijo. “Antes de que existiera el COVID, teníamos un gran impulso para cambiar nuestra narrativa en el campus. Nos estábamos moviendo hacia una dirección positiva, pero volver después del COVID con chicos que no socializan tanto entre sí es mucho”.

‘Caos’ en el campus

No está claro cuál es la causa de las peleas que han asolado a la escuela desde el inicio del curso, pero varios profesores dijeron que la pandemia ha causado probablemente estrés y tensión entre los estudiantes. Los estudiantes involucrados en las peleas se enfrentan a medidas disciplinarias, según el distrito, y tanto el distrito escolar como el Departamento de Policía de Sacramento están investigando la pelea del 18 de noviembre.

Pero muchos profesores dijeron que las autoridades escolares tienen que hacer más para garantizar la seguridad del personal y de los estudiantes en el campus.

Rick Redding, de 53 años, profesor de Hiram Johnson desde hace mucho tiempo, dijo que el número de peleas no tiene precedentes.

“Es un caos subestimado”, dijo.

Redding dijo que sigue preocupado por la posibilidad de que estudiantes y colegas resulten gravemente heridos.

“Soy esposo y soy padre, tengo una hija”, dijo Redding. “Hay algo que me molesta en lo más profundo de mi ser al ver a mi colega femenina maltratada de esa manera. Me produce náuseas”.

Redding dijo que disolvió una pelea de pandillas en el campus hace dos años y que sufrió dos heridas en la mano que requirieron cirugía.

“Vivo en la comunidad, tengo mi casa aquí, y siento que he pasado la mitad de mi vida aquí como estudiante o profesor”, dijo Redding. “Pero tengo miedo cuando atravieso el estacionamiento, miro por encima del hombro y camino para llegar más rápido a mi coche”.

La jubilación está en su mente todos los días, dijo.

“Pienso en ello excesivamente”.

Cinco empleados han dejado la Hiram Johnson High School desde que comenzó el año escolar, según el Sacramento City Unified. Dos de esos puestos eran de enseñanza; uno se jubiló y otro fue transferido.

Para Steinman, que ha expresado sus preocupaciones en correos electrónicos al distrito, “este es mi 21º año, y ha sido uno de los más duros”.

Los rumores de que un adulto portaba una navaja en el campus a mediados de noviembre durante una pelea entre estudiantes la llevaron a considerar seriamente la posibilidad de dejar su trabajo como profesora de aula y trasladarse a un programa en línea que ayuda a los estudiantes a recuperar los créditos perdidos. En ese incidente, el departamento de policía dijo que un padre estaba tratando de interrumpir una pelea entre dos estudiantes el 9 de noviembre y “posiblemente también estaba en posesión de una navaja”.

“El padre ya había abandonado el campus cuando los oficiales llegaron a la escena”, escribió la policía en un registro de informe diario de incidentes. “No se reportaron lesiones por el incidente”. No se han realizado detenciones, pero la policía sigue investigando.

En una declaración a The Bee, Sacramento City Unified dijo que un padre se involucró en un altercado el 9 de noviembre.

“Un incidente de alguien blandiendo una navaja habría merecido una respuesta y comunicación de la escuela y del SCUSD”, se lee en un comunicado del distrito. “El personal que presenció el forcejeo vio a las partes implicadas caer en el barro, y una navaja cayó entonces del bolsillo del padre. El personal que presenció el forcejeo confirmó que el cuchillo no fue blandido. La navaja fue recuperada rápidamente por el personal de Hiram Johnson High School y entregada a un supervisor del campus. Se llamó a la policía de Sacramento para que respondiera a este incidente, pero se determinó que no había necesidad de aplicar la ley en ese momento y no se han adoptado más medidas”.

Redding dijo que se le pidió ayuda para identificar al sospechoso. Pero dijo que se publicaron pocos detalles sobre el incidente, lo que le hizo preocuparse por la transparencia del distrito y de la escuela.

Durante los cierres, se activará un sistema de alarma único, alertando a los maestros no solo para que mantengan a los estudiantes en sus aulas, sino para que metan a cualquier estudiante adicional de los pasillos a un espacio seguro.

Redding dijo que la alarma sonó el 18 de noviembre, pero solo después de unas seis peleas.

“Si sonara después de una o dos peleas es una cosa, pero ¿después de seis peleas? Deberían habernos avisado para que los profesores estuvieramos más atentos”, dijo.

Los funcionarios del distrito dijeron que Hiram Johnson High emitió un “cierre temporal, modificado, para toda la escuela” el 18 de noviembre.

“Una vez que la situación se bajó de intensidad y se restableció el orden en el campus, el cierre se levantó y los estudiantes reanudaron su horario escolar normal”. El distrito también envió un mensaje a las familias y al personal para informar a la comunidad del campus sobre el incidente.

Y aunque se colocó seguridad adicional en el campus tras las varias peleas que tuvieron lugar en noviembre, Redding y otros profesores dijeron que los procedimientos de cierre no se comunican bien al personal y a las familias. Durante el día, muchos profesores no sabían que se estaban produciendo peleas.

“Es preocupante”, dijo Redding. “Hay varios colegas que han expresado su temor”.

¿Dónde están los Agentes de Recursos Estudiantiles?

Mientras que Redding dijo que espera que el distrito hagan volver a los Agentes de Recursos Estudiantiles (SRO) a los campus de Sacramento, otros maestros lo llamaron un arma de doble filo.

En junio de 2020, los miembros de la junta de Sacramento City Unified votaron para cortar sus lazos con el programa de Agentes de Recursos Estudiantiles, poniendo fin a un contrato de $600,000 que permitía que tres oficiales y un sargento patrullaran docenas de campus en todo el distrito. El distrito llegó a tener unos 20 agentes del Departamento de Policía de Sacramento, con un agente asignado a cada una de las preparatorias del distrito. En los últimos años, ese número se redujo a ocho a medida que el distrito comenzó a cambiar a prácticas alternativas de seguridad y restauración.

Pero esas prácticas han sido difíciles de implementar, ya que el distrito, al igual que otros en el estado, se enfrenta a una grave escasez de maestros y personal.

Con los puestos de profesores vacantes y los pocos sustitutos en todo el país, los administradores escolares supervisan e imparten clases alrededor del 12% del tiempo, según una investigación realizada en 2020 por el MIT. El hecho de apartarlos de sus funciones, que a menudo incluyen la observación de la escuela, ha hecho recaer responsabilidades adicionales sobre los profesores y los supervisores de campus, que se encuentran dispersos en los campus.

La policía local sigue respondiendo a las llamadas de los campus. Durante la pelea del 18 de noviembre, que tuvo lugar poco antes de las 8 a.m., el personal de Hiram Johnson llamó a la policía para informar de las peleas, dijo el oficial Karl Chan, portavoz del Departamento de Policía de Sacramento.

“He pedido a mis alumnos que busquen a otro adulto para que me ayude”, dijo Drysdale. “Pero a veces no hay otros adultos en los alrededores”.

Cuando los profesores ven que se produce una pelea, siguen interviniendo por la seguridad de los alumnos, incluso cuando entran en el fuego cruzado.

“Tenemos un porcentaje muy pequeño de nuestra población provocando alborotos”, dijo Drysdale. “Se trata más bien de chicos que intentan hacer el bien y separar a la gente y se meten en medio del fuego cruzado”.

Our goal is to create a safe and engaging place for users to connect over interests and passions. In order to improve our community experience, we are temporarily suspending article commenting